Respiro a la pirotecnia y a compradores de casales


Los políticos a veces no son tan malos y hacen algo positivo con las Fallas. Se están pensando (algo es algo) ayudar en la compra de casales y estudiar aplazar la normativa que obliga a reformar las empresas pirotécnicas según lo que diga la señora Merkel.

Placa del casal de la Falla Industria-Santos Justo y PastorEn efecto, tras las protestas surgidas por las prisas a los talleres pirotécnicos para adecuarse a la normativa europea, lo que hubiera supuesto quizás que no pudieran disparar mascletades en las próximas fallas, el Ministerio de Industria se comprometió el día 11 de diciembre a revisar la orden que obliga a adecuar los almacenes de pirotecnia antes de un año. El director general de Energía de la Conselleria de Industria, Antonio Cejalvo, le comentó al director de Política Energética y Minas del ministerio, Jaime Suárez, el perjuicio que suponía esta situación para el sector pirotécnico valenciano y parece que analizarán en qué supuestos o artículos pirotécnicos de fabricación propia no sería necesario exigir la adaptación urgente de los almacenes al nuevo reglamento sobre pirotecnia y cartuchería. Así informa [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] en su web.

Por otro lado, Rita Barberá anunció que el Ayuntamiento de Valencia está pensando en ayudar de nuevo a las comisiones falleras en la compra de su local social mediante dos métodos: subvención y aval bancario. Sin embargo, en los presupuestos municipales no hay partida presupuestaria para ello, por lo que aún no está claro cómo ni cuándo se hará. Eso nos comentaba [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] a principios de mes.

De momento ambos asuntos están en el aire, pero el colectivo fallero espera que se hagan en realidad para dar alguna alegría a una fiesta que últimamente sólo recibe malas noticias de la administración pública.