La Fallera Calavera quiere una paella de verdad


Aunque esté muerta, ¡quiere paella! Ayúdale a cocinarla jugando a sus naipes, aunque claro, primero tendrán que conseguir dinero para financiarlos… En concreto, 3.500 euros busca su inventor en el micromecenazgo para producir este juego fallero tan original.

La Fallera Calavera

Un juego de cartas basado en una fallera zombi, loca por comerse una auténtica paella, es lo que ha inventado el dianense Enric Aguilar Almodóvar y que espera poder fabricar gracias al micromecenazgo. Consiste en un conjunto de 100 naipes que parodian elementos del folklore de la Comunidad Valenciana (la Alcaldesa Eterna, el Capitán Moro, Monleonetes, la Dama de Elche, etc.) convirtiéndolos en zombis que han vuelto a la vida siguiendo a la Fallera Calavera, así como bebidas de la tierra (pócima de horchata, agua de Valencia, cazalla milagrosa..) y las fiestas (Corpus, Moros y Cristianos, Hogueras, Fallas…). Ganará el juego quien consiga los cinco ingredientes necesarios para hacerle una buena paella a la protagonista de esta historia.

Para jugar se necesitan de 2 a 5 personas, durando la partida de 20 a 40 minutos. Este juego quiere aportar su granito de arena para promocionar el idioma valenciano, y tanto las cartas como las instrucciones del mismo están escritas en esta lengua.

Ahora bien, para hacer realidad la fabricación de este juego, hace falta dinero, como para todo. Dado que es un juego de autor, se ha pensando en financiarlo con micromecenazgo, de manera que su creador no pierda el control creativo y no existan intermediarios. Para ello se está utilizando la web Verkami, a través de la cual se espera recaudar 3.500 euros que servirán para producir una tirada a una fábrica europea de juegos de mesa. Los que donen 16 euros recibirán el juego en casa a portes pagados. Si finalmente se consigue el dinero, el juego estará disponible en marzo de 2014.