Leamos una falla…


Hay fallas que no dejan ni ver los ninots de tanto cartel que ponen, pero no es este caso: se trata de una falla para leer. En concreto es el proyecto de la Falla Plaça de Sant Joan, de Xirivella, para su monumento infantil, el cual será una biblioteca real con libros de verdad y todo. El bibliotecario, digo artista fallero, es Sergio Sánchez. ¡Para que luego digan que las Fallas no son cultura!

Libros de fallas

El original proyecto para la falla infantil de la Plaça de Sant Joan de Xirivella es realmente para niños, práctico, cultural e interactivo, ya que representará una biblioteca antigua de la que saldrán decenas de personajes de obras literarias clásicas (Don Quijote, Alí Babá, Ulises…), y en la cual habrá libros de verdad. Cada escena tendrá una cita famosa del libro a la cual pertenezca y una explicación del mismo, además de una ilustración que amplíe la escena gráficamente y un código bidi que leído con el móvil lleva a un vídeo con la historia que se cuenta. De esta manera, se intenta que los más pequeños se interesen por las obras representadas en la falla. Pero además, en la parte de atrás de la falla habrá una minibiblioteca auténtica con libros que podrán consultar los más pequeños.

Otro detalle a tener en cuenta de esta fallita es que se construirá mayoritariamente de madera, de manera que la cremà sea lo menos contaminante posible.